Colores y flores

Esquel y Trevelin: destinos que hacen honor a la primavera

Existen lugares especiales para estaciones especiales. A 40 km de la ciudad de Esquel y durante el mes de octubre, la naturaleza presenta uno de los espectáculos más vibrantes: la temporada de tulipanes. Este año, se estrena un nuevo recorrido que permite pasear por el medio del cultivo para vivir una experiencia 360, rodeado de millones de flores.

Desde el 1 de octubre hasta el 5 de noviembre, 30 variedades de tulipanes protagonizan una explosión de colores que, junto a los cielos azules de la primavera y las imponentes vistas cordilleranas -con cumbres nevadas- dan forma a uno de los paisajes más impactantes de la Argentina. A lo largo de poco más de un mes, la familia Ledesma abre las puertas de su chacra en Trevelin para acceder a la plantación entre las 9 y las 19 hs.

Partiendo de Esquel, por la Ruta 259, algo más de 40 km de vistas imponentes ejercen de antesala de lo que vendrá. Sobre un desvío, en la zona del Área Natural Protegida cascadas Nant y Fall y junto a las Viñas de Nant y Fall, aparecen las tres hectáreas de suelo patagónico, escenario para un vibrante espectáculo de extensas filas multicolores de tulipanes en flor.
La temporada de floración tiene diferentes momentos marcando una temporada media y una alta según el porcentaje de flores que se pueden apreciar.

A mediados de octubre sucede el momento de mayor color para los tres diferentes grupos de tulipanes:
– Los tempranos: bajos, perfumados y algunos dobles.
– Los de floración intermedia: más altos y de colores más fuertes.
– Los tardíos: variedades francesas, altas, de flores grandes y colores pasteles.

En relación a los colores están las rojas, con nombres como Sevilla, Ile de France, Kingsblood o Viking; rosadas, bautizadas como Madison, Renown,Rococó, Leen Van Der Mark o Barcelona; las blancas denominadas Insell, Zilentia y Maureen; violetas, como Shirley o Purple Flag; granates, como Queen of the Night; amarillas, como Mr. Sheepers, Yokohama, Yellow Flight, Sancerre Montecarlo; naranjas, como Ad Rem, Menton y Dordogne; y las de dos colores, como Rosario, Angelique, La Courtine y Abracadabra.
Tulipanes Patagonia, el mayor emprendimiento productor de tulipanes del país -convertido hoy en uno de los atractivos agroturísticos más relevantes del país- nació en 1996 y reviste características especiales que la diferencian, incluso, de otros campos de tulipanes del mundo (como los de Holanda).

Una de esas características tiene que ver con la extensión más reducida del campo que permite una mayor concentración de las variedades de tulipanes y esto se traduce en un mayor impacto visual.
Otra de las llamativas características de este campo de tulipanes es que todos los años las variedades tienen un nuevo orden en el diseño del cultivo procurando que la vista sea diferente y armoniosa año tras año,sorprendiendo -incluso- a los visitantes asiduos.


Una vez que la flor se marchita, se le corta la copa para que el bulbo se siga desarrollando y no pierda energía en la flor: esto se debe a que se trata de una producción de bulbos y no de flores.
“La temporada de floración coincide con el final de la temporada de nieve generando un paisaje sumamente atractivo para locales y para turistas de todas las edades que disfrutan de un impactante espectáculo y de eventos de los más diversos como la lluvia de pétalos, el globo aerostático, visitas nocturnas de luna llena, clases de yoga, visitas de autos antiguos o desfiles de la banda del ejército” explicó Gustavo Simieli, el Secretario de Turismo de Esquel. Y como las experiencias más fascinantes culminan siempre con detalles inolvidables: el recorrido entre millones de flores puede finalizar en una pintoresca casa de té de estilo galés, donde también se puede almorzar.

Las entradas se pueden adquirir en el lugar y el precio es de $5000. Menores de 12 años sin cargo